blog

03/02/2022 La historia de Tahon

fostering_couple

La primera orden del día de Tahon Ross tras ser nombrado director de la escuela de educación media Stacy en Milford, Massachusetts, en julio de 2019, fue aprender los nombres de cada estudiante y miembro del personal, y a deletrearlos correctamente.

«Necesito conocer el nombre de los alumnos y del personal, saber qué hacen y los talentos que aportan a la escuela», dijo Ross en ese momento.

Ross aprendió la importancia de la atención a los detalles cuando era un niño en un hogar de crianza de HopeWell. «La calidad del cuidado de crianza intensivo eliminó muchos obstáculos en mi vida», les dijo Ross a los asistentes a nuestra Gala «Cuando pienso en casa» el pasado octubre. «Me dio oportunidades, apoyos y privilegios que los niños al cuidado del DCF no suelen tener».

Tener una asignación semanal, su propia habitación y dinero para cortarse el pelo, algo normal para muchos adolescentes, pero para pocos en cuidado de crianza, supuso un cambio enorme en su vida. Además, un trabajador social de HopeWell le recomendó a Ross un terapeuta tan adecuado para él que continuó viéndolo una vez por semana durante tres años.

«Esto me ayudó a resolver problemas y a desarrollar habilidades para la vida», dijo Ross.

Antes de ser nombrado director de la escuela secundaria Stacy, Ross, que creció en Springfield, Massachusetts, trabajó como subdirector en escuelas públicas en Washington, el Distrito de Columbia y Atlanta. Y, antes de eso, fue decano de cultura escolar para escuelas públicas en el Distrito de Columbia. En estos puestos, Ross perfeccionó sus habilidades pedagógicas de enseñanza y planificación curricular. También desarrolló una perspectiva centrada en el estudiante y aprendió a trabajar con todos los miembros de una comunidad para generar culturas escolares positivas.

El éxito profesional de Ross contrasta con la educación y la vida familiar difíciles que lo llevaron al cuidado de crianza. Cuando finalmente fue alojado con una familia de crianza de HopeWell, encontró la estructura y el apoyo que necesitaba para prosperar. Esa colocación también lo puso en el camino del éxito. Obtuvo su diplomatura en Literatura Inglesa y una maestría en Administración Educativa en UMass de Amherst. Allí adquirió los conocimientos necesarios para convertir en una carrera su deseo de apoyar la educación de los jóvenes.

«Ahora soy director de una escuela secundaria donde tendré un mayor impacto para educar a los estudiantes y formar su carácter», dijo Ross en nuestra Gala. «Esta es mi manera de devolver lo que he recibido. Hopewell ofrece el mejor cuidado de crianza posible».

¿Le interesa seguir la iniciativa de Ross de enseñar y formar a los jóvenes para que tengan un futuro exitoso?

Considere la posibilidad de convertirse en padre de crianza de HopeWell.

Si puede ofrecer un entorno hogareño seguro y estable (alquilado o de su propiedad), si es un buen comunicador y sabe solucionar problemas, y si entiende que cada niño es único y trae sus propias habilidades, intereses e historia, ya tiene lo necesario para ser padre o madre de crianza.

Puede estar casado/a o soltero/a. Puede vivir en una ciudad, un suburbio o un pueblo pequeño. Puede tener hijos, o no. Las familias de crianza, como cualquier otra, no son todas iguales. Lo que comparten los padres de crianza de HopeWell es el deseo de brindar cuidado y estabilidad a niños que necesitan un hogar seguro y cariñoso.

¿Quiere saber más? Comuníquese con nosotros aquí.

¿No le interesa la crianza temporal, pero aún así quiere ayudar a un niño a superar un pasado difícil y tener un futuro mejor? Haga una donación para apoyar nuestro trabajo.

¡Todos tenemos un papel que desempeñar!

volver al blog